Vanishing Point

Y justo cuando en el post anterior hablabamos de esa diferenciación entre casual / hardcore gamers, ya aparecen próceres de la industria buscando desintegrar esas diferencias, o al menos hacer que no sean tan obvias, como para determinarlas por el simple hecho de la plataforma en la cual se desarrolla el juego. Y por prócer me refiero al creador de varios “milestones” en lo que a juegos de estrategia se refiere, Sid Meier.

En un muy interesante dialogo con Mashable, Sid comenta acerca de su última creación, Civ World, el civilization para Facebook, y las complejidades que este paso representa, no solo a nivel técnico, sino sobre todo, por el espíritu que Facebook conlleva en todas sus actividades, o sea, lo social como principio.

El objetivo en Civ World sigue siendo el mismo, esto es: lograr que tu civilización supere la prueba del tiempo, tanto de forma pacífica (aumentando tus conocimientos desarrollando a tu población, generando adelantos científicos), o violenta (aniquilando a cuanta civilización se cruce en tu camino). La prinicipal diferencia es que ya no podemos lograrlo solos.

Meier explica que no sólo para ganar el juego o lograr ciertos adelantos (como las Maravillas del Mundo)  requeriremos sí o sí de la ayuda de aliados, o sea, amigos de la red. La colaboración es el concepto clave para el Civ World. Como indica el creador, “no significa que no puedas divertirte jugando solo, sólo que no vas a poder ganar así.”

A esta nueva concepción del Civ-universo, se le suma el hecho de que al estar en la red, y ser jugado por varios usuarios, el juego tiene una dinámica que no es determinada por un jugador individual. Esto es, no podemos detener el juego. El mismo sigue sucediendo a pesar de que nos deslogueemos.

Como broche, además de estas modificaciones, Meier no sólo introdujo el Civ World por beneficencia: la idea del mismo es, como con casi cualquier emprendimiento de social gaming actualmente, generar incomes por los virtual goods. En ese aspecto, creo que un juego como el Civ tiene la ventaja de generar un mayor engagement desde el comienzo, especialmente por la complejidad del mismo.  Y es precisamente en este punto donde podemos ver claramente que el desdibujar los limites entre los casual y los hardcore gamers, si bien puede obligar a los estudios y creadores a modficar varias de las características “básicas” de sus juegos, puede tener resultados beneficiosos.

Actualmente Civ World está en fase beta, pero creo que es un excelente ejemplo acerca de como reducir distancias entre conceptos previamente tan opuestos como el casual y el hardcore gaming. Y por lo poco que jugué, creo que el Civ World está en el camino correcto.

Acerca de Fernando Tobias

Marketer, interesado en todo lo referido a marketing digital y nuevas tecnologías. Amante de los videojuegos, los cómics y la música.
Esta entrada fue publicada en Gaming, Mktg, Redes Sociales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Dejá tu opinión / comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s